Un padre ha reclamado a Apple la cifra de 2.500 dólares después de darse cuenta de que su hijo de 10 años se había gastado esa cantidad mediante pagos dentro de una aplicación de su iPhone.

De nuevo las compras integradas y los niños están en el centro de la polémica tras la queja de un padre que vio cómo su hijo de 10 años se gastaba la nada despreciable cifra de 2.500 dólares en su iPhone tras haber realizado múltiples pagos en TikTok. El padre primero reclamó a Apple la devolución de esa cantidad de dinero, y tras la negativa de la compañía a su petición, el padre acudió a los medios para dar más relevancia a su queja en busca de una rectificación pro parte de la compañía.

El padre. del que únicamente conocemos sus iniciales «A. H.», contó su historia en el diario británico «Telegraph». Su hijo de 10 años, que está diagnosticado de autismo y dificultades de aprendizaje, recibió en Navidades un nuevo iPhone como regalo. Tan sólo cuatro días después realizó compras dentro del iPhone por un valor de algo más de 2.000 libras, más de 2.300 euros. Las compras las realizó dentro de la aplicación de TikTok, en pagos para un «tiktoker» al que el hijo seguía. Tras percatarse de este gasto, el padre en seguida reclamó a Apple la devolución del dinero, y tras obtener una respuesta negativa acudió a diario británico para exponer su queja. Fue entonces cuando un periodista investigó sobre el caso y tras hablar con TikTok y con Apple, esta última accedió a devolver la cantidad íntegra de dinero.

Las quejas del padre se fundamentan en que Apple debería haber detectado una actividad sospechosa en su cuenta y debería haber bloqueado esos pagos. Es bastante cuestionable que una actividad realizada en un dispositivo propio por una persona autorizada deba ser detectada como sospechosa. Más cuestionable aún es el hecho de que el padre no activara ninguna de las restricciones disponibles para menores. Pero es mejor quejarse y echar las culpas a otro que asumir la responsabilidad de tus actos.

Recordemos que Apple desde hace tiempo permite crear cuentas para menores de edad que no pueden realizar ningún tipo de compra sin la autorización de algún adulto responsable. Este padre ha tenido suerte y ha conseguido la devolución del dinero, seguramente para evitar polémicas y más repercusión mediática, pero os recomendamos que si tenéis hijos con dispositivos de Apple, reviséis bien la configuración de sus cuentas.