La keynote de ayer también dedicó su merecido tiempo a watchOS 9 y las grandes novedades que trae consigo. No podremos ver todo el potencial del sistema operativo hasta que Apple no desvele el Apple Watch Series 8, que completará a la perfección un software de miedo. La compatibilida de watchOS 9 sigue siendo amplia: del Apple Watch Series 4 en adelante, emparejado con un iPhone con iOS 16 que son compatibles a partir del iPhone 8 o del iPhone SE del 2020. Sin embargo, lo que es inconcebible para muchos es que el Apple Watch Series 3 siga vendiéndose de forma oficial por Apple cuando en unos meses ni siquiera podrá ser actualizado a watchOS 9.

La inconcebible realidad de vender un Apple Watch Series 3 obsoleto

Nos encontramos en un pequeño dèja vú de un año de duración. El año pasado pensábamos que watchOS 8 no iba a ser compatible con el Apple Watch Series 3 y que, por lo tanto, retirarían el dispositivo del mercado. Sin embargo, watchOS 8 si que era compatible y a día de hoy el Series 3 sigue en las vitrinas de las Apple Store físicas.

Pero watchOS 9 ha llegado a nuestras vidas y con ello un nuevo ciclo de actualizaciones. Este nuevo sistema opertivo será compatible desde el Apple Watch Series 4 hasta el 7 incluyendo el SE. Eso elimina por completo al Series 3, un reloj que se presentó hace cinco años y que ha lastrado muchos problemas de almacenamiento en los últimos años para actualizar a las últimas versiones.

Artículo relacionado:

Así es watchOS 9, la gran actualización para el Apple Watch

Sin embargo, la decisión tomada por Apple es seguir vendiendo el Apple Watch Series 3. Es inconcebible, como decíamos, porque en septiembre cuando lancen watchOS 9 no será compatible con el reloj. Esto puede chocar ya que normalmente la gran manzana no vende productos cuya actualización a corto plazo a un sistema operativo nuevo no esté garantizado.

Quizá sea en septiembre, cuando se publique el software de forma definitiva, el momento de decir adiós al Series 3. Pero para aquellos que se hayan comprado un Series 3 en las últimas semanas podría resultarles una broma. Evidentemente, nuestra recomendación es dejar de lado el Apple Watch Series 3 y, al menos, comprar un SE por 80 euros más y una actualización a watchOS 9 garantizada.